GRAN IDEA | Arquitectura Mimética

diciembre 3, 2010 2 comentarios

La obra maestra de Gaudí

Cuando el papa celebró ahí una misa este otoño, la Sagrada Familia tenía 128 años en construcción y aún no la han terminado. Con todo, el proyecto de la iglesia, inspirado en la naturaleza, sigue adelantado a su época.

Por Jeremy Berlin

“MI CLIENTE NO TIENE PRISA”, solía decir Antoni Gaudí. El piadoso arquitecto hablaba de Dios al explicar por qué la católica y romana iglesia de la Sagrada Familia demoraba tanto en terminarse. Casi un siglo más tarde continúa como una obra en curso, un sueño de agujas y fachadas ornamentadas que se eleva cientos de metros de altura en el centro de Barcelona, atrayendo la mirada (así como los euros) de unos dos millones de visitantes cada año. Este noviembre, el papa Benedicto XVI la consagró como basílica. Una fecha de terminación probable es 2026. Y si la historia engendra a la historia, es el momento oportuno de revaluar los esfuerzos épicos de Antoni Gaudí, así como las ideas proféticas que los sustentaron.

Desde siempre, la Sagrada Familia ha sido reverenciada y vilipendiada. Los surrealistas reclamaban a Gaudí como uno de sus integrantes, mientras que George Orwell calificó la iglesia como “uno de los edificios más espantosos del mundo”. Tan idiosincrásica como el propio Gaudí, es una visión inspirada en la fe religiosa y el amor por la naturaleza del arquitecto. Él entendía que en el mundo natural abundan las formas curvas, no las líneas rectas. Y advirtió que la construcción natural tiende a favorecer los materiales nervudos como la madera, los músculos y los tendones. Teniendo estos modelos orgánicos en mente, Gaudí basó sus construcciones en una premisa sencilla: si la naturaleza es obra de Dios, y si las formas arquitectónicas se derivan de la naturaleza, la mejor manera de honrar a Dios es proyectar edificios basados en su obra. Como señala Joan Bassegoda Nonell, investigadora de Barcelona, “la famosa frase de Gaudí, ‘la originalidad es regresar al origen’, significa que la naturaleza es el origen de todas las cosas creadas por Dios”. La fe de Gaudí era la suya propia. Sin embargo, su confianza en la hermosa eficiencia de la ingeniería natural sin duda prefiguraba la ciencia contemporánea de la biomimética.

Nacido en 1852 cerca de la ciudad de Reus, Gaudí se crió fascinado por la geometría y las maravillas naturales del campo catalán. Después de la escuela de arquitectura, forjó su propio estilo (síntesis de elementos del neogótico, el art nouveau y orientales). Para Gaudí, forma y función eran inseparables; la belleza estética se hallaba sólo después de buscar la eficiencia estructural, que rige el mundo natural. “Nada es arte si no procede de la naturaleza”, concluía.

En 1883 Gaudí heredó el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de otro arquitecto, que había construido unos cimientos neogóticos. Gaudí imaginaba una inmensa narración visual sobre la vida de Cristo, pero sabía que el proyecto enorme no se terminaría durante su vida. Por más de 12 años antes de su muerte, en 1926 (pasó el último año de su vida en la obra), presentaba maquetas en lugar de planos hechos con dibujos convencionales. Estos modelos, muchos de los cuales fueron destruidos por vándalos durante la Guerra Civil Española, han sido vitales para los sucesores de Antoni Gaudí.

“Contienen el ADN estructural de todo el edificio”, explica Mark Burry, arquitecto que tiene su despacho en Australia y quien ha trabajado en la Sagrada Familia durante 31 años, valiéndose de planos y técnicas cibernéticas para traducir los planos de Gaudí a los artesanos actuales. “Puedes extraer el todo arquitectónico incluso a partir de fragmentos. Los modelos son la manera como Gaudí afrontaba el desafío del arquitecto: tomar una idea compleja y holística, y explicarla de tal modo que otros pudieran entenderla y continuarla después de tu muerte”.

Adrian Bejan dice que las fachadas de la Sagrada Familia se basan en el número áureo, proporción geométrica que “está detrás de todo arte estéticamente grato”. El distinguido profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Duke, cuya “ley constructal” señala que en la naturaleza el diseño es un fenómeno universal de la física, afirma que Gaudí es un antepasado y un “equilibrista sobre la cuerda que une el arte y la ciencia.

Él entendió que la naturaleza es construida por las leyes de las matemáticas. Lo más resistente es inherentemente más ligero y más eficaz y, por lo tanto, lo más bello”.

En el centro de la visión de Gaudí hay una verdad eterna. Como afirma Bassegoda en un escrito: “La lección de Gaudí para el futuro no es la de copiar sus soluciones, sino buscar la inspiración en la naturaleza… la naturaleza no pasa de moda”.

Categorías:Gran Idea

Imágenes de la Tierra

diciembre 3, 2010 5 comentarios
Baviera

Foto: Carsten Peter

Alemania.- Desafiando la niebla y la nieve para visitar granjas de Baviera en diciembre, un hombre vestido de san Nicolás guía a sus diabólicos acompañantes: juerguistas vestidos como Krampus –mítico revoltoso alpino– que llevan canastas de regalos y varas de abedul.

Conservación.- ¿Una nueva carretera en el Serengueti?

diciembre 3, 2010 2 comentarios

Conservserenguetti

Cada mayo, cuando la estación seca empieza a instalarse sobre Tanzania, grandes manadas de ñus, cebras y gacelas se dirigen hacia el norte, abandonando el Parque Nacional del Serengueti en busca de pastos más verdes en Kenia. Cuando las lluvias regresan en noviembre, también lo hacen casi dos millones de animales. Ahora su vía de migración es el centro de un debate sobre la propuesta de construcción de una carretera comercial.

El gobierno dice que dicha carretera es necesaria para comunicar la zona remota del lago Victoria con puertos del Océano Índico como Dar es Salaam (izq.). Se estudia la viabilidad de extender un tramo no pavimentado de dos carriles a través de la selva del norte del Serengueti. Pero los conservacionistas dicen que cientos de camiones utilizarían diariamente la carretera, con el riesgo de chocar con los animales en migración y aumentar la posibilidad de la caza furtiva. Ellos proponen una ruta más larga, hacia el sur, que rodearía totalmente el parque. El país enfrenta ahora la difícil decisión sobre cómo equilibrar el desarrollo con la protección de su icónica vida salvaje.

Categorías:Vida Silvestre

Editorial (Chris Johns, editor en jefe de Nat Geo Global)

diciembre 3, 2010 1 comentario


Hace 400 años, el astrónomo Tycho Brahe observó la explosión trascendental de una estrella en la Vía Láctea. Restos de la supernova de Tycho siguen dando vueltas y expandiéndose hoy día.

Desde la cima del Everest hasta las fuentes hidrotermales, los fotógrafos se esmeran en crear imágenes que transportan a nuestros lectores a nuevas fronteras y les brindan ángulos novedosos de vistas conocidas.

Sin embargo, en el cosmos, nos topamos con pared. Por mucho que nos gustaría escondernos en un asteroide a una distancia segura de la supernova de Tycho y tomar una fotografía tras otra, por ahora la imaginación humana aventaja a nuestro alcance físico. Y también a nuestros ojos; de hecho, es imposible hacer visible la escena –una combinación de rayos X e imágenes infrarrojas– sin telescopios o cámaras con tecnología de punta.

Esa tecnología, junto con descubrimientos de astrónomos de todo el mundo, nos ha proporcionado la imagen más clara hasta ahora de nuestro propio rincón del Universo: la Vía Láctea. De 120 000 años luz, el inmenso tamaño de nuestra galaxia y la atracción gravitacional fraguaron las tremendas explosiones químicas que crearon elementos pesados y luego planetas terrestres, incluido el nuestro. Todo esto se debe al enorme hoyo negro que se encuentra en su centro, el cual no sólo mantiene los cientos de miles de millones de estrellas girando a su alrededor, sino que también se traga una –o tres– de vez en cuando.

Mientras National Geographic no pueda enviar un fotógrafo a captar estos juegos pirotécnicos de primera mano, continuaremos asociándonos con las principales agencias espaciales del mundo para llevarte las imágenes más recientes de la acción espectacular de la Vía Láctea.

Categorías:Editorial Etiquetas:

Conservación. Rastreando gorilas

diciembre 1, 2010 1 comentario
Virunga alberga una de las dos únicas poblaciones de gorilas de montaña que quedan en la actualidad.

Virunga alberga una de las dos únicas poblaciones de gorilas de montaña que quedan en la actualidad.

Método no invasivo

Por Catherine Barker

Rastrear gorilas Cuando cuentes gorilas de montaña, trata de evitarlos. Es el método que adoptaron la primatóloga Martha Robbins y otros 71 expertos mientras realizaban su último censo de esta especie en peligro de extinción. “No queríamos encontrar gorilas no habituados a la presencia humana –explica Robbins–, porque es muy estresante para ellos”. En lugar de buscar individuos, el equipo siguió pistas como excrementos, nidos y rastros, para estimar el número de gorilas en las montañas volcánicas de Virunga, en África ecuatorial, uno de los dos únicos lugares donde habitan los grandes simios.

En el último conteo, en 2006, se estimó que quedaban 680 ejemplares en esa zona y en el Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi, en Uganda. El censo de 2010 de Virunga, al que seguirá un sondeo en Bwindi el año próximo, nos dirá cómo les va ahora a los gorilas, tras años de caza furtiva, deforestación e inestabilidad política. Gracias al análisis de muestras fecales, también se espera obtener información fresca de la diversidad genética y salud general de estas criaturas elusivas.

Categorías:Conservación

Trabajo forzado; no es cosa de niños

diciembre 1, 2010 Deja un comentario
Liyakot Ali, de 13 años, fabrica ollas de cocina en una fábrica de Bangladesh.

Liyakot Ali, de 13 años, fabrica ollas de cocina en una fábrica de Bangladesh.

Por Noy Thrupkaew

No es cosa de niños Por todo el mundo se pueden ver niños pregonando baratijas y limpiando tiendas de té. Pero sólo son los más visibles de los 215 millones de niños trabajadores del mundo. Un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de Naciones Unidas dice que 60 % de ellos se desloma invisiblemente en el sector agrícola, a menudo por poca o sin paga. Y el aislamiento de los que realizan trabajo doméstico, dice Human Rights Watch, puede aumentar las probabilidades de explotación.

Entre 2004 y 2008, el número de trabajadores infantiles disminuyó en siete millones; Asia y América Latina, en particular Brasil, han abierto el camino gracias a iniciativas gubernamentales. Sin embargo, el sur de Asia aún alberga el mayor número de trabajadores infantiles del mundo; uno de cada cuatro niños subsaharianos todavía califica como trabajador infantil, y la crisis económica podría detener el progreso al alimentar la demanda de mano de obra barata.

Adelantándose, la OIT recomienda un compromiso global para la educación obligatoria –aboliendo las colegiaturas, por ejemplo– y pactos gubernamentales con los trabajadores organizados. Estima que un gasto de 140 000 millones de dólares durante 20 años en el África subsahariana podría producir hasta 724 000 millones de dólares en beneficios, incluso enormes ahorros en salud en cuanto los niños dejen de hacer trabajos peligrosos. “El mundo puede costear esto”, concluye el informe. Considéralo una inversión menor con una ganancia enorme.

Categorías:Geografía

Ediciones internacionales

noviembre 30, 2010 Los comentarios están cerrados

Detrás de Cámaras; Una edición global

Por J.M. McCord

Una edición global La revista National Geographic se publica en 28 lenguas diferentes en 31 países. Cada edición tiene su propio equipo editorial que supervisa las traducciones de los artículos originales escritos en inglés y también produce sus propias historias. La producción local puede variar desde un mínimo de uno a dos por ciento del contenido de la revista hasta un máximo de 40 %, dependiendo de la edición. Cada una elige su propia portada, que a menudo difiere de la elegida por la correspondiente edición en inglés. La totalidad de este proceso es coordinada por un equipo pequeño desde las oficinas matrices de National Geographic Society en Washington, D.C.

Como la reputación de la revista se basa en la exactitud y el estilo, se escriben directivas de traducción para cada historia para ayudar a los traductores a conservar el tono y la expresión de la historia original en inglés. Muchos artículos sobre paisajes evocan una expresión poética, rica en metáforas y jerga regional que requiere explicación adicional. Además, a menudo los escritores utilizan puntos o frases idiomáticas para expresar adecuadamente un concepto. Por ejemplo, una historia sobre linces se tituló “Curiosity caught the cat”. La traducción directa de esta frase no tiene sentido. Es una expresión idiomática acerca de cómo la curiosidad puede meter en problemas a una persona y estas explicaciones se les proporcionan a los traductores y editores locales de modo que puedan elegir un equivalente que mantenga el estilo y el significado del texto original.

Las historias generadas localmente son revisadas por los editores de Washington D.C. para asegurarse que la fotografía y el estilo armonicen con el resto de la revista. Con diversas diferencias horarias, el correo electrónico resulta una herramienta invaluable de comunicación entre las oficinas internacionales, pero un seminario anual reúne a todos los grupos del mundo para llevar a cabo una discusión interpersonal constructiva. Todo empezó en 1995, cuando la Sociedad y un editor en Japón lanzaron la primera edición de la revista en una lengua extranjera, y la familia editorial internacional ha seguido creciendo desde entonces con la introducción en octubre de 2010 de su miembro más reciente, la edición árabe. La revista que tienes en tus manos, la edición para América Latina, comenzó a publicarse en noviembre de 1997.

DetrasCamaras
“En qué piensa tu mascota” fue una popular historia de portada en todo el mundo, pero algunos países creen que a los lectores los pueden atraer diferentes animales. Arriba aparecen portadas de dicha historia de las ediciones de Alemania, Serbia y Croacia, además de la de América Latina.
Categorías:Detrás de cámaras